Variedad Marsellesa: Una cosecha de esperanza en Puerto Rico


Por Starbucks Puerto Rico para Historias Starbucks

A veces el pasado llega de golpe. Diego Moyett, partner de Starbucks Puerto Rico, recientemente redescubrió uno de sus primeros acercamientos con el café en un cajón repleto de cartas, dibujos y tesoros de otro tiempo. De inmediato, se transportó a cuando era niño y visitaba el campo de café con su familia. Entre risas, Diego nos contó sobre las largas caminatas junto a su abuelo para recoger los frutos que más adelante se servirían en la mesa. Diego recuerda que, tras cada paseo, los adultos disfrutaban de una tacita de “bebida de grandes”, como le enseñaron que se llamaba. “Mi primer encuentro con el café fue maravilloso. Aún puedo escuchar cómo estallaba el café que tostaba la abuela bajo el fogón. El café es parte de mi esencia y disfruto ver cómo todavía es motivo de celebración”, nos comenta Diego.

La vida siguió su curso y, décadas después, Diego comenzó a trabajar en Starbucks, donde tuvo la oportunidad de contribuir a impulsar la “bebida de grandes” en la isla de la mano de un excelente grupo de líderes que lo guiaron hacía una nueva aventura por la senda del café. A lo largo de su experiencia, Diego se enfrentó a situaciones que implicaron grandes pruebas. Pero, para él y para el equipo de Starbucks, esos momentos también significaron grandes oportunidades.

Luego del azote del huracán María en Puerto Rico, varias entidades se sumaron al esfuerzo por restablecer los campos del país. Starbucks puso su granito de arena donando semillas de una variedad de café resiliente a las inclemencias del clima, su nombre era Marsellesa. “Fue muy emocionante ver llegar millones de semillas de café a la isla, pues se trataba del futuro de cientos de agricultores que lo habían perdido todo, excepto el deseo de salir adelante”, recuerda Diego, transportándose a 2017.

Este varietal es un cruce creado en Nicaragua a partir de la familia de la variedad Timor Híbrido y la de Villa Sarchi. Sus hojas maduras son de color verde intenso, a diferencia de las nuevas que son casi amarillas. En muy poco tiempo, este arbusto produce un grano de tamaño promedio, pero en racimos de gran volumen, algo que lo hace realmente único. Era claro que la variedad Marsellesa, desarrollada especialmente para resistir el clima y las enfermedades, traería una nueva esperanza a los campos puertorriqueños, en especial a la comunidad cafetalera.

“No estábamos hablando de cualquier planta de café, sino de una que nos ayudaría a contar con abasto de café aún en tiempos difíciles. Como líder de marketing de Starbucks Puerto Rico, pero especialmente como latino, me sentí lleno de orgullo al ser parte del equipo de partners locales e internacionales y de veteranos activos que sembraron las semillas”.  Ese día, Diego se fue no solo con la satisfacción de haber sembrado café en tres fincas distintas, sino con la certeza de que la semilla donada por Starbucks reforestaría la esperanza.

Ahora, mientras hace el recuento de una travesía que siempre estuvo conectada con el café, Diego sorbe su “bebida de grande” sosteniendo un viejo dibujo de un campo de café que hizo cuando era niño. “Tengo el corazón muy agradecido. La naturaleza nos regala oportunidades todos los días y cosas buenas continuarán pasando. Ahora, como cada año, esperamos con ansias esa cosecha para celebrar con los caficultores que en la unión está la fuerza”.

thumbnail for Working to create a more sustainable future of coffee for all

Working to create a more sustainable future of coffee for all