Starbucks dona 2 millones de semillas de café para reconstruir la industria cafetera de Puerto Rico


Después de que el Huracán María pasará por la finca de los padres de Erica Reyes, en el exuberante interior de Puerto Rico, más del 95% de la cosecha de café se perdió. Los cafetos resistentes se partieron en dos, otros yacían desparramados en la tierra. "Fue como si una bomba explotara", dice Reyes, quien ayuda a administrar la finca y opera una escuela de capacitación de baristas en San Juan.

La devastación en la Hacienda Moraika fue tan extensa, que Reyes y sus padres, como muchos otros cafeteros puertorriqueños, no pudieron encontrar semillas para comenzar de nuevo. Decidieron que no replantarían, a menos, que pudieran obtener semillas de calidad, lo que parecía casi imposible - hasta ahora.

En una muestra de solidaridad y apoyo para renovar la próspera industria cafetera de Puerto Rico, Starbucks anunció este martes, que donará 2 millones de semillas resistentes a enfermedades como la roya, para ayudar a los caficultores de la isla devastada por el huracán, a reiniciar la industria cafetalera de dicho país.

Además, la Fundación Starbucks y la Fundación Fonalledas (Socio parte de las licencias de Starbucks en Puerto Rico) se asocian con World Coffee Research, una organización sin ánimo de lucro comprometida con mejorar la producción de café de calidad, la calidad de la semilla y crear un futuro más sostenible para productores de café puertorriqueños.

"Tenemos la oportunidad y la responsabilidad de ser parte de la creación de un futuro para los productores de café en Puerto Rico", dijo Michelle Burns, Vicepresidenta Senior de Starbucks, Global Coffee & Tea. "Proporcionar semillas puede sonar simple, pero eso es lo que le llega directamente al caficultor. Es el ejemplo más puro de nuestra capacidad de tener un impacto directo ".

Starbucks se ha asociado para formar un grupo de trabajo de caficultores, funcionarios, académicos y organizaciones sin ánimo de lucro, incluyendo el Fundador de la Federación Hispana, Luis Miranda. “A mi familia le encanta el café. El café ha sido parte del patrimonio agrícola de Puerto Rico durante siglos", dijo Miranda. “Después de que María arrasó con los cafetales de la isla, debemos trabajar más para reconstruir el sector de manera inteligente, resistente y rentable para los pequeños caficultores. La colaboración entre Starbucks, los cafeteros, la Federación Hispana y otras organizaciones sin ánimo de lucro, así como Lin-Manuel y nuestra familia, es un paso importante en este renacimiento".

El compromiso se basa en la historia de la compañía, de apoyar a las comunidades afectadas por desastres o conflictos políticos. Starbucks trabajó con Eastern Congo Initiative para reconstruir la industria cafetera del Congo después de décadas de conflicto. La compañía apoya a los caficultores en Colombia que solían cultivar coca, alimentando el tráfico ilícito de drogas, pero que deseaban hacer la transición al cultivo de café. Y estableció el programa 100 Million Trees para ayudar a los caficultores de América Latina a combatir la roya de la hoja de café, un hongo conocido que ha afectado a millones de árboles en todo el mundo, causando una disminución en la producción de cafetera. Para 2025, Starbucks tiene la intención de donar 100 millones de cafetos para ayudar a los caficultores a reemplazar los árboles plagados de enfermedades, por otros resistentes a la roya. Hasta el momento, se han plantado 30 millones de árboles.

"Esto es algo en nuestro ADN", dijo Kelly Goodejohn, Directora del Programa de Abastecimiento Ético de Starbucks. “Nos hemos reunido para apoyar el café, en otras circunstancias como terremotos en Guatemala y México, o después de conflictos civiles. Este es solo otro ejemplo de nuestra presencia”.

El grupo de trabajo está ayudando a la industria cafetera a recuperarse

El otoño pasado, Starbucks le encargó al World Coffee Research que investigara los daños sufridos en las fincas cafeteras puertorriqueñas después del paso del Huracán. La industria del café estima que el 80% de los cafetos de la isla, fueron devastados por los fuertes vientos e inundaciones - alrededor de 18 millones de árboles. En total, las cifras estimadas de los granos y árboles perdidos ascendieron a $18 millones.

Incluso, los árboles que se salvaron y quedaron de pie, necesitan algo de rehabilitación para poder producir café en el futuro. Con ese objetivo, desde el paso del Huracán María por la isla, Goodejohn ha realizado múltiples viajes a Puerto Rico, con el fin de lanzar un grupo de trabajo entre caficultores, tostadores, funcionarios agrícolas, organizaciones sin ánimo de lucro y académicos de la Universidad de Puerto Rico, que tenga la misión de asistir y apoyar la industria cafetera en los esfuerzos de reconstrucción y recuperación.

No ha sido fácil encontrar las semillas adecuadas para replantar, debido a que el huracán destruyó gran parte de la infraestructura cafetera de la isla. Los 2 millones de semillas de café que Starbucks está donando, no son de las variedades Limani o Fronton nativas de Puerto Rico, por lo que se teme el futuro de estos dos tipos de cafetos.

De hecho, en muchos países productores de café, a menudo los caficultores no pueden garantizar que la variedad que están plantando, es realmente la que creen que es. Esto conduce a una mezcla de variedades locales en los cafetales, con diferentes niveles de productividad y tolerancia a las enfermedades. World Coffee Research probó la pureza genética de las variedades de semillas locales de Puerto Rico. "Ahora estamos preparando nuevos lotes de semillas para el futuro", dijo Kraig Kraft, Director de Programas Globales de World Coffee Research. Un lote de semillas es una parcela de plantas designadas específicamente para producir semillas de café.

Cuando nos enfrentamos a reconstruir toda la cosecha cafetera de un país, un solo lote de semillas no funcionará. Para iniciar el proceso, los investigadores seleccionaron una variedad genéticamente similar a la México llamada Marsellesa, producida por un vivero que puede verificar si genéticamente son perfectas para el tipo. Estas son resistentes a la roya, dando una ventaja a las semillas en un clima que no es ajeno a las invasiones de esta enfermedad.

Hay cierto temor en Puerto Rico por comenzar de nuevo y dar la bienvenida a una nueva variedad de café, pero hay pocas opciones. Poner en cuarentena las semillas asegurará que no se introduzcan nuevas plagas en la isla. "Esperamos que este sea el catalizador que ayude a reiniciar el sector de semillas cafeteras en Puerto Rico", dice Kraft.

Un renacimiento potencial para el café puertorriqueño

Si la visión es exitosa, la industria cafetera de Puerto Rico podría experimentar un renacimiento. Actualmente, Starbucks compra su café de una sola finca en la isla, la Hacienda San Pedro, cuya producción está verificada con C.A.F.E. Practices, los estándares de calidad y sostenibilidad para prácticas de cultivo, sostenibilidad y procesamiento de café.

Sin embargo, a Starbucks le gustaría ayudar a más caficultores a alcanzar esa meta. "El café que compramos en Puerto Rico se sirve localmente", dijo Goodejohn. “Para los clientes y socios que pueden venir y probar el café de alta calidad que sale de la isla, existe un verdadero orgullo. Estamos tratando de preservar esto y construir sobre él”.

Los 2 millones de semillas donadas, son solo una parte de los 20 millones necesarios para reconstruir completamente la industria cafetera en Puerto Rico. Pero eso es solo una parte del problema, los invernaderos puertorriqueños no tienen la capacidad suficiente para germinar 2 millones de semillas al mismo tiempo. Por esta razón, las semillas serán germinadas por fases, dice Kraft.

Comenzar desde cero también ofrece la oportunidad de volver a capacitar a los caficultores en mejores prácticas para el cultivo de café. World Coffee Research proporcionará la capacitación en prácticas técnicas y operativas, por ejemplo, para los nuevos campos elegir el tipo de suelo adecuado o dejar la cantidad de espacio correcta entre una planta y otra.

El largo viaje de las semillas

No obstante, los caficultores deben ser pacientes antes de que puedan poner las plántulas en el suelo. Las semillas tienen un viaje de meses por delante y se espera que lleguen este mes a Puerto Rico, donde serán puestas en cuarentena hasta que el Departamento de Agricultura firme que están sanas y libres de plagas. El Secretario del Departamento, Carlos Flores Ortega, está apoyando el proceso de cuarentena para que se desarrolle sin problema alguno. "El apoyo de Starbucks ayudará a la recuperación de los árboles perdidos durante el huracán y restablecerá la producción de café en Puerto Rico", dijo el Secretario.

Durante los 5 meses que las semillas están en cuarentena en los viveros, estas germinarán en plántulas y se endurecerán. Luego de esto, se trasladan gradualmente al exterior para exponerse al sol, el viento, la lluvia y las temperaturas exteriores. Solo entonces, se distribuirán principalmente a los pequeños caficultores para plantarlas en la primavera de 2019.

En ese punto, la satisfacción de la meta alcanzada aún está a muchos meses de distancia. Se necesitan unos tres años para que un cafeto se vuelva fértil y comience a producir semillas de café de calidad. "Una gran cantidad de amor influye en esto", dijo Virginia Rivera, Directora de Marketing de Starbucks Puerto Rico. "Entre más rápido que llevemos las semillas a los caficultores, más rápido podremos reconstruir la industria cafetalera local".

Meses después que el Huracán María causara estragos, el terreno puertorriqueño era una gran montaña de raíces revueltas y enredadas, techos hechos de lona azul y líneas eléctricas destrozadas. Ahora, esta tierra se está recuperando. "Parecía post-nuclear", dijo Rivera. “Ahora todo es hermoso y verde nuevamente. La naturaleza realmente perdona. Espero que, como puertorriqueños, seamos tan resistentes como la tierra”.

Reyes, cuya finca familiar espera la distribución de las nuevas semillas, cree que sus compañeros isleños son tan resistentes como su familia. A pesar de la devastación causada por María, los puertorriqueños están comprometidos a revitalizar la industria del café y entusiasmados por la oportunidad de comenzar de nuevo. "En la finca nuestra gente está lista", dijo Reyes. “Solo queremos buenas semillas para que podamos comenzar de nuevo. Por supuesto que desearía que el huracán nunca hubiera pasado, pero ahora tenemos la oportunidad de reconstruir algo mejor de lo que teníamos antes". 

thumbnail for Vive la magia de las bebidas festivas de Starbucks alrededor del mundo

Vive la magia de las bebidas festivas de Starbucks alrededor del mundo