Grace y Hope, barista y supervisora de turnos, madre e hija Coffee Masters – Corea 


En 2005, después de dejar a su hija en la escuela, Grace vio un anuncio de trabajo en un Starbucks cercano y aplicó para ser barista. Había estado buscando trabajo, pero sentía que la rechazaban debido a su edad.

Grace: "Empecé a trabajar a los 39 años y ya estoy en los 50, pero mi objetivo es trabajar mucho tiempo porque soy buena manejando mi fuerza física. Una taza de café puede ser el comienzo del día de alguien o un momento especial para disfrutar con otras personas, por lo que trato de preparar cada bebida con atención y cuidado”.

Hope: “El Starbucks donde trabajaba mi madre era mi lugar de reunión. Después de la escuela hacía la tarea con mis amigos ahí y esperaba a que mi mamá terminara su trabajo. Era un espacio familiar. La mayoría de mis recuerdos de la infancia fueron en Starbucks. Mi mamá me compartió consejos para memorizar cosas fácilmente. Es una experiencia extraña y especial que todavía tenga clientes "amigos". En estos días, tengo clientes habituales que me preguntan cómo estoy si dejo de ir por alguna razón. Este lugar de trabajo se ha convertido en una parte importante de mi vida y significa tanto para mí como para mi madre”.

thumbnail for Lo más destacado de la Junta Anual de Accionistas de Starbucks 2023

Lo más destacado de la Junta Anual de Accionistas de Starbucks 2023